La granja familiar Leprince ocupa 450 hectáreas en un terreno cerca de Lille, Francia, y cultiva patatas. El negocio fue fundado en 1991 cuando cuatro granjas —cada una dirigida por un miembro de la familia Leprince— se unieron para formar una.

Desde entonces, se ha centrado en adoptar sistemas de calidad, haciéndose con equipos de alta calidad y logrando buenas prácticas. La granja permanece alerta ante enfermedades y ha incorporado el sistema Mileos® en su programa para tratar el mildiu. Está certificada por ISO 14001 y GLOBALG.A.P. y está en el proceso de pasar a formar parte del programa de Alto Valor Ambiental (HEV, por sus siglas en inglés).

Ghislain Leprince: Áreas clave de práctica sostenible

Certificación y garantía

Certificación y garantía

La granja Leprince consiguió la certificación ISO 14001 en 2009 en colaboración con un grupo de granjeros que trabajaban juntos (Terr’Avenir). La certificación ISO 14001 consiste en un sistema de gestión que permite a la granja mejorar continuamente su rendimiento ambiental. La granja Leprince también cuenta con la certificación de GLOBALG.A.P. y está en el proceso de pasar a formar parte del programa de Alto Valor Ambiental (HEV).

Calidad de la producción

Calidad de la producción

La granja ha incorporado el sistema de apoyo para la toma de decisiones Mileos® en su programa para tratar el mildiu. Este sistema recopila información de una estación meteorológica y ayuda a que la granja aplique los fungicidas solo cuando hay un riesgo establecido, lo que genera unos resultados óptimos.

Un sistema GPS viene montado en el pulverizador y el esparcidor de fertilizante del cultivo. Esto reduce los errores de aplicación apagando automáticamente las barras pulverizadoras y los esparcidores de fertilizante cuando vuelven a pasar por las zonas ya tratadas o cuando se salen de los parámetros del campo. La mejora en la precisión de la aplicación ahorra en insumos (y el coste asociado a estos), limita el estrés del cultivo y reduce el tiempo de aplicación y el estrés del trabajador.

Más información: Calidad de la producción
Gestión

Gestión

Se colocan trampas de color amarillo en los campos de patatas para controlar los niveles de pulgón. Esta práctica enfoca el control del pulgón en los periodos de alta actividad/infección, y ayuda a conseguir un resultado económico y ambiental óptimo.

Agua

Agua

El sistema de programación del riego de la granja garantiza que el agua se aplique en las cantidades necesarias exigidas por las condiciones meteorológicas, el suelo y el cultivo. Todas estas medidas ayudan a que los cultivos de patatas tengan un crecimiento continuo durante toda la temporada y, al aportar la suficiente cantidad de humedad durante las etapas de crecimiento importantes —como el inicio de la tuberización y el agrupamiento de la patata— optimizan el rendimiento y la calidad.

Más información: Agua
Tierra

Tierra

En primavera se analizan los niveles de nitrógeno del suelo para garantizar que las tasas de aplicación de nitrógeno coincidan con las reservas del suelo y las necesidades de la planta; esto reduce los problemas de sobreaplicación y la pérdida de nutrientes.

Más información: Tierra
Avanzando con prácticas agropecuarias económicamente viables

Avanzando con prácticas agropecuarias económicamente viables

La granja tiene un programa de formación y desarrollo completo, que da como resultado una constante producción de alta calidad, una baja rotación de personal y una plantilla con buena moral.

Más información: Avanzando con prácticas agropecuarias económicamente viables

Todo sobre la historia de Ghislain Leprince

Descubre el estudio de caso para conocer más detalles sobre cómo la granja ha cumplido con los criterios y los estándares de buenas prácticas del programa, los resultados de la investigación externa sobre los labores del productor y los beneficios que le aporta una sostenibilidad mejorada.

Descargar estudio de caso completo (PDF, 4,1MB)
Ghislain Leprince

“Estoy encantado de ser reconocido como un Granjero Insignia de McDonald's. Es el siguiente paso para fomentar las buenas prácticas agrícolas que se usan en esta granja y entre otros productores de patatas. Ser miembro del programa Flagship Farmers me da la oportunidad de comunicarme con un público más grande y demostrar que estamos produciendo materia prima sostenible que preserva nuestros suelos para las generaciones futuras.”

Ghislain Leprince Granja Leprince, Francia