La granja Baktalórántháza, operada por Master Good en el nordeste de Hungría, está al mando de la familia Bárány, que lleva más de 100 años criando pollos.

Utilizando tecnologías y diseños de vanguardia, la granja se centra principalmente en la eficiencia, la protección medioambiental y el bienestar animal. Los pollos se crían en gallineros con control medioambiental, mucha luz natural, paja granulada y perchas de madera, que en su conjunto crean un entorno beneficioso para las aves.

Esta granja es un gran ejemplo de cómo integrar la educación en el programa. Ofrece excelentes instalaciones para el personal y una formación integral en temas de salud, bienestar y gestión de los pollos.

Péter y László Bárány: Áreas clave de práctica sostenible

Salud y bienestar animal

Salud y bienestar animal

En 2015, los indicadores clave del bienestar (KWI, por sus siglas en inglés) de la granja fueron excelentes, una muestra clara de que la base de la gestión, la tecnología y la innovación está generando un impacto positivo. Estos son elementos fundamentales para controlar, gestionar y mejorar la salud y el bienestar de las aves y refuerzan y mejoran el rendimiento económico de la granja.

Los pollos se crían en gallineros con control ambiental y provistos de elementos que enriquecen el ambiente. Dentro de los gallineros, los niveles de luz natural son excelentes gracias a ventanales a lo largo de los edificios. Las aves también cuentan con elementos adicionales que enriquecen su existencia, como las plataformas metales, las perchas de madera, las bolsas paja granulada, las cajas de cartón y las hileras de cáñamo que cuelgan de los comederos. Estos elementos son importantes para aumentar la actividad de las aves y ayudarlas a moverse y actuar con un comportamiento natural.

La paja granulada se utiliza como material sanitario; su principal beneficio es una capacidad de absorción de humedad mayor que la de las virutas de madera o cualquier otro material de este tipo. Esto constituyó un factor importante para ayudar a conseguir los excelentes KWIs que tiene la granja, además de que no se dio ningún caso de pododermatitis o quemaduras en los corvejones. La paja para el granulado viene de granjas locales, que cultivan algunos de los cereales que se utilizan para alimentar a las aves. La paja se corta, se limpia, se trata con calor y se convierte en granulados para crear un producto seguro y esterilizado.

Más información: Salud y bienestar animal
Derechos humanos y bienestar

Derechos humanos y bienestar

El negocio ha invertido en unas instalaciones estupendas para el personal dentro en los propios terrenos y proporciona una formación integral sobre temas como la salud, el bienestar o la gestión de las aves. Todo esto ha ayudado al personal a adquirir nuevas habilidades y que contribuyan más al negocio. La inversión en personal y en su formación ayuda a mantenerlos motivados y retenerlos mejor.

Más información: Derechos humanos y bienestar
Reducción de residuos

Reducción de residuos

Los residuos orgánicos producidos se sacan de la granja y se transportan a unas instalaciones de propiedad de la empresa, para su tratamiento a través de un sistema de compostaje durante dos semanas. Después, el producto final pasa por un tratamiento térmico, se seca y se convierte en granulados para luego ser vendido como fertilizante orgánico a las granjas que les suministran cereales y paja.

Más información: Reducción de residuos
Cambio climático

Cambio climático

Los gallineros se climatizan con calentadores de gas modernos. Las emisiones de estos sistemas se liberan fuera del edificio por un sistema de escape que precalienta el aire entrante, lo que ayuda a reducir el consumo de gas un 5 % de media. Así también se mejoran las condiciones ambientales dentro del edificio, ya que la humedad se redirige hacia fuera.

Más información: Cambio climático

Todo sobre la historia de Péter y László Bárány

Descubre el estudio de caso para conocer más detalles sobre cómo han cumplido con los criterios y los estándares de buenas prácticas del programa, los resultados de la investigación externa sobre sus labores y los beneficios que les aporta una sostenibilidad mejorada.

Descargar estudio de caso completo (PDF, 6,4MB)
Péter Bárány

“Es un gran honor haber sido seleccionados para formar parte del Programa Flagship Farmers de McDonald’s. Todo nuestro equipo ha trabajado muy duro para fundar Baktalórántháza y ha ido más allá para conseguir este estatus. Hace que nos sintamos muy orgullosos. Con este proyecto queremos mostrar que podemos cumplir con las expectativas de nuestros consumidores y del sector en temas de bioseguridad, bienestar animal y salud sin perder de vista una producción respetuosa con el medioambiente y la viabilidad económica. Esta era nuestra visión cuando empezamos a diseñar esta granja y ha sido nuestro objetivo desde el primer día. Hemos tenido que trabajar mucho, pero ha merecido la pena, porque es algo de lo que todos podemos aprender mucho en el futuro.”

Péter Bárány Master Good, granja Baktalórántháza, Hungría

“Baktalórántháza, de Master Good, es un ejemplo ideal de una granja donde la gestión, la mecanización y el uso de la tecnología pueden reducir el impacto medioambiental, mejorar el bienestar y generar un producto de excelente calidad. La dirección reconoce que invertir tiempo y recursos en los empleados resulta en una plantilla motivada y orgullosa de su trabajo y que se preocupa por los animales a su cargo. La innovación en el suministro y el tratamiento de productos residuales ha aportado algunos factores importantes del ciclo de producción controlado por la granja. Es el enfoque moderno e innovador y su cría de aves vanguardista y práctica, lo que hace que Baktalórántháza sea un Granjero Insignia de McDonald’s.”

Karl Williams Jefe de operaciones, FAI Farms