La gran granja Leitner, situada en la región alpina de Miesbach en la Alta Baviera, ocupa más de 200 hectáreas divididas aproximadamente entre zonas de explotación forestal y de pastizal, en las que pasta un rebaño de 36 vacas lecheras Simmental y ganado joven.

El ganadero Kajetan Leitner ha adoptado rápidamente las nuevas tecnologías para ayudar con la gestión de su vaquería, incluida la inversión en nuevos establos para el ganado y las instalaciones lecheras. Además, también está aprovechando las oportunidades de diversificación que le ayudan a garantizar la sostenibilidad de la granja.

Kajetan Leitner: Áreas clave de práctica sostenible

Certificación y garantía

Certificación y garantía

Leitner es miembro del programa QS, un programa de garantía de calidad auditado y acreditado de manera independiente que cubre temas como el bienestar animal o los requisitos ambientales. El estatus QS certifica los métodos de producción ganadera y, a su vez, hace que aumente la confianza del consumidor y la perspectiva de comercialización de la carne de vacuno producida por la granja.

Gestión

Gestión

La granja usa una variedad lechera de doble aptitud (Simmental), con una producción de leche media de 7800 litros y hasta cuatro lactancias (con el objetivo de llegar a ocho). También se pagan unos precios estupendos por las vacas de reposición y los terneros gracias a los buenos índices de crecimiento de la variedad Simmental y a su alto rendimiento en carne.

Se instala un detector en el cuello de todas las vacas, que mide sus niveles de movimiento y actividad. La precisión de este sistema en los índices de detección de calor está entre el 80-90 %. Además, detectar un descenso en el nivel de actividad normal de la vaca puede ayudar a detectar daños o enfermedades más rápido.

La granja también usa un dispositivo manual que registra los tratamientos y las actividades de gestión diarias. Una información que más tarde se sube al ordenador principal de la granja.

Todo el rebaño tiene acceso a los pastizales durante el periodo de pastoreo en verano, algo que ayuda a reducir los costes de pienso en esta época.

La granja también cuenta con cuatro apartamentos disponibles, que suman un total de 20 camas para los turistas que visitan la región alpina, lo que genera un ingreso adicional para el negocio.

Salud y bienestar animal

Salud y bienestar animal

Un sistema de ordeño automático libera a la familia de esta rutinaria tarea diaria y supone un ahorro increíble para una granja de pequeño tamaño. Este sistema reduce la unidad de mano de obra a la mitad por cada 70 vacas ordeñadas. Un sistema además que permite que las vacas decidan cuándo quieren ser ordeñadas, lo que ayuda a reducir el estrés.

Las vacas necesitan estar tumbadas entre 10 y 14 horas diarias, por eso los establos de acceso libre de la granja están dispuestos con suelos de goma cubiertos de paja para que tengan una zona cómoda donde descansar. Las vacas sanas son más productivas, y cuanto más longevas sean, mejor será la economía de la granja.

Las vacas se limpian como parte de su comportamiento natural, por eso la granja ha dispuesto cepillos automáticos en todas las áreas donde se cobijan los animales; la frecuencia con la que las vacas los utilizan demuestra que aportan un valioso beneficio a la hora de reducir estrés en el rebaño.

La granja utiliza un control automático de ventilación natural, que usa sensores de temperatura para abrir y cerrar las persianas mecánicamente. Una buena ventilación evita el estrés provocado por el calor, que puede hacer que disminuya la producción de leche hasta un 15 %.

La granja también ha invertido en un sistema de escarpado automático, que disminuye el tiempo que las pezuñas están en contacto con el estiércol líquido y, como resultado, los casos de cojera son insignificantes.

Más información: Salud y bienestar animal
Agua

Agua

Un sistema de recogida de agua de lluvia hace que la granja ahorre más de 500 € al año.

Más información: Agua
Biodiversidad y ecosistemas

Biodiversidad y ecosistemas

La granja incluye 150 hectáreas de terreno de alta conservación, la gran parte bajo protección especial, que crea un hábitat natural para la flora y la fauna del lugar.

Más información: Biodiversidad y ecosistemas
Cambio climático

Cambio climático

El establo principal para el ganado se construyó con madera producida en la granja, lo que disminuyó la necesidad de traer materiales de construcción que generan mucho carbono.

La granja también ha recortado sus costes en electricidad con un sistema de refrigeración por placas por el que pasa la leche fresca directamente desde la vaca. Este pasa el calor de la leche al agua, que más tarde se utiliza para precalentar el agua que beben las vacas.

Más información: Cambio climático
Calidad de la producción

Calidad de la producción

La tecnología desarrollada por DeLaval mide el recuento de células somáticas de la leche de cada vaca tras cada ordeño, lo que permite identificar y tratar con rapidez cualquier problema de salud en las ubres, como la mastitis. La detección temprana de infecciones intramamarias reduce su gravedad, mejora el control y limita las sanciones relacionadas con la calidad de la leche.

Más información: Calidad de la producción

Todo sobre la historia de Kajetan Leitner

Descubre el estudio de caso para conocer más detalles sobre cómo la granja ha cumplido con los criterios y los estándares de buenas prácticas del programa, los resultados de la investigación externa sobre los labores del productor y los beneficios que le aporta una sostenibilidad mejorada.

Descargar estudio de caso completo (PDF, 1,2MB)

“La introducción del sistema de ordeño automático nos ha permitido enfocar nuestro día de trabajo de una manera más flexible. Un enfoque que no solo nos viene bien a nosotros, sino también a las vacas. Tanto este como otros sistemas que hemos introducido funcionan bien juntos y hacen que las vacas estén relajadas y no sientan estrés. Es un placer haber sido elegidos como Granjero Insignia.”

Kajetan Leitner Granja Leitner, Alemania