En 1993, Christophe Guerton relevó a sus padres en la dirección de la granja familiar en Autruy-Sur-Juine, en el centronorte de Francia, que desde entonces ha crecido hasta alcanzar las 195 hectáreas.

La rotación principal en sus suelos arcillosos es de dos variedades de trigo de invierno —Courtot y Galibier—, que son especialmente buenas para la molienda, así como de cebada y colza, y también se cultivan guisantes y zanahorias para producir semilla.

La granja es miembro de una cooperativa local, que le aporta beneficios como el asesoramiento técnico o el ahorro de costes a la hora de comprar productos como fertilizantes. La cooperativa también comercializa el grano, lo que ayuda a que los agricultores consigan un precio más elevado que si lo vendieran ellos mismos de manera individual.

Áreas clave de práctica sostenible

Certificación y garantía

La granja es miembro del programa de garantía de calidad Arvalis Charter, que exige que cumpla estándares específicos relacionados con el medioambiente, los métodos de producción y la seguridad alimentaria.

Asimismo, también es parte del programa de agricultura razonable que propone un enfoque integrado para la gestión de la granja y fomenta el empleo de prácticas medioambientales positivas que no comprometen la economía de la misma.

Tierra

A principios de la primavera, la granja realiza pruebas de nitrógeno en el suelo para poder calcular con precisión las próximas tasas de aplicación. Más entrada la temporada, se analizan muestras de tallos del cultivo para calcular los niveles de nitrógeno de la planta y los resultados se usan para determinar los requisitos finales de aplicación. Esto ayuda a garantizar que los niveles de proteínas del grano sean adecuados para la molienda.

Calidad de la producción

La granja ha aprovechado al máximo su ubicación geográfica y sus suelos para producir un trigo de molienda de alta calidad y muy solicitado por el que recibe un precio superior.

La refrigeración con ventiladores del grano almacenado ayuda a eliminar la necesidad de utilizar tratamientos de control de plagas y reduce el riesgo de aparición de moho.

Cuenta con una instalación dedicada al almacenamiento de todos los productos fitosanitarios de la granja. Esta instalación, bien cerrada, delimitada y climatizada se encarga de que los productos químicos almacenados no entren en contacto con el entorno natural.

Tanto el pulverizador como el esparcidor de fertilizante se calibran con regularidad para asegurarse de que los productos se aplican con eficacia y precisión.

Todo sobre la historia de Christophe Guerton

Descubre el estudio de caso para conocer más detalles sobre cómo la granja ha cumplido con los criterios y los estándares de buenas prácticas del programa, los resultados de la investigación sobre los labores del productor y los beneficios que le aporta una sostenibilidad mejorada.

Leer estudio de caso completo (PDF, 172KB)

«El desafío para la agricultura moderna es encontrar una forma de trabajar que beneficie tanto al medioambiente como a la economía del negocio agrícola. El trabajo y las prácticas aplicados en esta granja muestran que esto es algo que se puede conseguir sin dejar de producir un producto de calidad y de gran demanda. Ser parte de la red Natura 2000 y del programa de agricultura razonable no ha perjudicado al negocio, sino que se ha aprovechado como una oportunidad para mejorar los procedimientos de trabajo, reducir los costes de los insumos y aumentar las ganancias. No todas las granjas tienen el tipo de suelo y las condiciones climáticas necesarias para cultivar trigo de molienda; pero todo consiste en saber utilizar los recursos disponibles y conseguir un producto que el mercado quiere y por el que está dispuesto a pagar un precio extra. El enfoque y la dirección que ha tomado la granja la guiarán hacia el futuro.»

Karl Williams Jefe de operaciones, FAI Farms