Roy Ward Farms en Lincoln ocupa casi 700 hectáreas y Andrew Ward es el director y propietario. La granja suministra colza HOLL, que es uno de los componentes de la mezcla de aceite que se utiliza en los restaurantes de McDonald’s.

La granja siempre ha destacado la importancia de la innovación en la gestión y las prácticas granjeras y está comprometida a desarrollar nueva maquinaria y técnicas para reducir los insumos y enfrentarse a desafíos nuevos y existentes. Las prioridades para Andrew son la biodiversidad de la granja y la salud del suelo, así como una participación activa de su personal en la gestión y el desarrollo del negocio.

Andrew Ward: Áreas clave de práctica sostenible

Certificación y garantía

Certificación y garantía

Red Tractor es un conocido plan de garantía de calidad que ayuda con la comerciabilidad de los productos. Garantiza que las prácticas y la gestión de la granja están en orden para preservar la calidad, la trazabilidad y los estándares medioambientales del producto.

El Sistema de Garantía de Comercio (GTAS, por sus siglas en inglés) de GAFTA es un plan de APPCC para empresas de comercio de granos y piensos que genera confianza para el cliente sobre el almacenamiento y manejo seguro de los alimentos y piensos.

Derechos humanos y bienestar

Derechos humanos y bienestar

Aunque la granja solo cuente con un equipo pequeño, Andrew valora el conocimiento y la experiencia de su personal y organiza reuniones regulares para discutir decisiones operativas y de gestión claves. Además, el personal tiene evaluaciones de desempeño anuales en las que pueden fijar objetivos y asegurarse de que están contentos con las condiciones laborales y su desarrollo profesional.

Más información: Derechos humanos y bienestar
Tierra

Tierra

Cada año, a principios de febrero, se miden el índice de área verde (IAV) y el suministro de nitrógeno del suelo (índice SNS) para cada campo. Esto permite fijar un objetivo de rendimiento y aporta información que ayuda a definir los tiempos y una tasa de aplicación de nitrógeno óptima para el cultivo. El IAV es una medida del dosel del cultivo que crea la base para conseguir el máximo rendimiento potencial durante la cosecha mediante la optimización de los requisitos de nitrógeno.

También se toman muestras y se analizan todos los campos para crear detallados mapas digitales de los nutrientes del suelo en los que se destacan las variaciones de fósforo, potasio, magnesio y los niveles de pH. Esta información aporta datos para tomar mejores decisiones de gestión y levanta un mapa de los índices de aplicación variables a través del GPS montado en el tractor y en el esparcidor de pulverizante.

El uso de biosólidos (lodos residuales tratados) aporta beneficios considerables, ya que una vez tratados tienen un valor nutritivo de nitrógeno y de fósforo, y añaden materia orgánica al suelo. También reducen la necesidad de comprar fertilizantes artificiales.

Para la granja, mejorar la estructura y la calidad del suelo es un objetivo clave. Todos los restos procedentes del cultivo (paja y abonos verdes) son cortados e introducidos en el suelo y la granja ha adoptado una política de un número mínimo de cultivos para el asentamiento. Estas prácticas benefician y aumentan los niveles de materia orgánica del suelo (MOS).

Andrew se dio cuenta de que los cultivadores y las perforadoras de única pasada afectaban demasiado al suelo y aumentaban, por tanto, los problemas de malas hierbas. Adaptó un cultivador Simba Solo, que se basa en la labranza y siembra del suelo de una única pasada, y lo usa para conseguir una aplicación dirigida del fertilizante líquido, ya que la semilla ahora se deposita a lo largo de la banda cultivada.

Más información: Tierra
Comunidades

Comunidades

Andrew colabora con varias entidades y asociaciones del sector y fundó Forage Aid, que suministra piensos para granjeros de ganado afectados por fuertes condiciones meteorológicas durante el invierno.

Más información: Comunidades
Biodiversidad y ecosistemas

Biodiversidad y ecosistemas

La granja es miembro del plan de gestión ambiental y ha plantado hileras de 6 metros de largo de pasto y flores silvestres bordeando la mayoría de los campos. Algunas de estas están plantadas cerca de caminos y carreteras principales con el objetivo de que el público tenga una mejor percepción de la agricultura. Además, la granja ha construido comederos para alimentar a las aves camperas, entre las que se encuentran el pájaro cantor, la perdiz pardilla y el faisán, y no permite ni practica la caza de aves en el terreno.

Más información: Biodiversidad y ecosistemas
Cambio climático

Cambio climático

Se han instalado paneles fotovoltaicos sobre el tejado del granero para generar energía renovable. La electricidad que estos generan ayuda a cumplir con los requisitos de la granja durante el verano y el exceso de energía producida es suministrado en invierno a la red nacional.

Más información: Cambio climático

Todo sobre la historia de Andrew Ward

Descubre el estudio de caso para conocer más detalles sobre cómo la granja ha cumplido con los criterios y los estándares de buenas prácticas del programa, los resultados de la investigación sobre los labores del productor y los beneficios que le aporta una sostenibilidad mejorada.

Descargar estudio de caso completo (PDF, 1,6MB)
Andrew Ward

“Tanto yo como mi equipo estamos muy orgullosos de cultivar colza para McDonald’s. Para mí es muy importante formar relaciones sólidas con la comunidad agropecuaria, nuestros consumidores y los proveedores, y el trabajo que realizamos con McDonald’s es un ejemplo perfecto. Nuestra granja se rige por la innovación y la aplicación de la ciencia, y haber sido elegidos como Granjero Insignia reconoce y celebra este compromiso. Dada la popularidad y el tamaño de McDonald’s, vemos que otras empresas también se quieren asociar con nosotros por nuestra relación.”

Andrew Ward Propietario, Roy Ward Farms